El revestimiento de pared clásico y funcional.


Es muy amplia la gama de colores y texturas que nos permiten camuflar cualquier tipo de defecto estructural. Los papeles pintados son bonitos, prácticos y lavables.

Existen papeles con diferentes técnicas de acabado que causan diversidad de efectos, desde los más ásperos hasta los más suaves, desde los tridimensionales que imitan paja, bambú o madera, hasta los más clásicos y tradicionales.

Los papeles vinilizados son los más comunes y sencillos; están formados por un solo soporte de papel. Conviene utilizarlos en sitios donde no dé la luz del sol porque tienden a desteñirse.

Los papeles vinílicos son impermeables y resistentes a las manchas; de doble soporte de papel, en su cara exterior llevan una capa de vinilo, que los hace lavables.

Contamos con personal especializado que lo asesorará en la elección de los diseños adecuados para concretar sus proyectos.

Para ello, le ofrecemos un equipo de instaladores sumamente capacitado para las exigencias que impone el mercado, con todas las herramientas necesarias para realizar una correcta e impecable instalación.